Después del parón navideño y de la terrible cuesta de Enero, voy a continuar con la revisión de Killer in Shadows (KIS), esta vez con un concepto introducido por primera vez en el juego, la Suerte.

¿Qué es la suerte? Podríamos aceptar, como definición de Suerte al conjunto de factores, ajenos y fuera de  nuestro control, que influyen de forma positiva o negativa en nosotros y los sucesos en los que nos vemos envueltos.

Pero la cuestión es cómo afectará eso a nuestros Pjs.

Existen numerosas situaciones en las que un poco de “ayuda extra” puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso y es en esos momentos en los que interviene la suerte.

Cada Pj comienza con 3 puntos de suerte, los cuales podrá invertir en según qué situaciones:

– Complicadas (1 pto): Por ejemplo, un grupo de soldados persigue al Pj. Éste gasta 1 pto de Suerte y un carro aparece por una esquina, impidiendo el paso de sus perseguidores y permitiéndole escapar.

– Graves (2 ptos): Por ejemplo, la guardia detiene al Pj y comienza un intenso interrogatorio bajo tortura. In virtiendo los 2 ptos, otro guardia entra en escena y reconoce al Pj de una situación anterior o de un favor que le hizo tiempo atrás, por lo que intercede por él, haciendo que le suelten o, por lo menos, que acabe la tortura.

– De vida o muerte (3 ptos): Por ejemplo, el Pj cae por un precipicio. Con los puntos, las ramas de los árboles del fondo frenarían su caída, con lo que quedaría inconsciente y podría recuperarse con medicina, pero evitando así una muerte segura.

En definitiva, el jugador puede invertir sus puntos de suerte para salir airoso de según que situaciones. Sin embargo, el Dj valorará todas las circunstancias que le rodean y podrá decidir el grado de gravedad en base a todos los factores.

Pero, ¿los puntos de Suerte pueden recuperarse? Sí, pero al final de la campaña. Es decir, una campaña es una historia continua dividida en varios capítulos y es difícil que la suerte ayude al Pj continuamente durante ese tiempo. Pero cuando comenzamos una nueva historia podemos suponer que ha pasado un tiempo prudencial para que la suerte vuelva de nuevo.

Otro concepto importante es que el jugador, aunque dispone de esos 3 ptos iniciales, puede alterarlos durante la elaboración del Pj, de forma que este pueda ser un “suertudo” o un “gafe”. ¿Cómo? Creando una lista de defectos y virtudes y negociando con el Dj su valor en ptos de Suerte. Esto es completamente voluntario, es decir, un Pj puede no tener ningún defecto o virtud, y son completamente libres, aunque hay que tener en cuenta su repercusión en nuestra interpretación. Por ejemplo, si tiene el defecto de “orgulloso” jamás admitirá una derrota o un fallo y eso puede acarrearle muchos problemas según con quien interactúe. En definitiva, los defectos aumentan la Suerte y las Virtudes la disminuyen.

No obstante, existe un límite para ambos temas: Puntos de Suerte y Defectos/Virtudes. Para los primeros, se establece entre 1 y 6, de manera que pueda tener mucha suerte  (6) o prácticamente nada (1). Por otro lado, la lista completa de defectos y virtudes será de un máximo de 4 entre los dos.

Y hasta aquí este nuevo concepto. Próximo tema, “Evolución del Pj – Subidas de Nivel”

Saludos

Anuncios