La lucha es encarnizada pero debe acabar rápido o sus esperanzas serán aniquiladas. Tal vez un milagro sea la única solución, pero no deberían contar con ello.

El Templo de la Paz – 4ª Parte

Anuncios