Wenas,

Ayer terminé la ilustración de otro de los Pj’s de la lámina, Terroll Kempo, quien para los que no hayáis leído los capítulos, sabed que se trata de un joven increíblemente atormentado por los 20 años que pasó trabajando como verdugo en la ciudad de Söna. Y es que el problema de su puesto radicaba, no sólo en acabar con la vida de cientos de personas, sino que desde niño, desarrollo la capacidad de leer el pensamiento, lo cual hacía que, prácticamente, experimentase lo mismo y a tiempo real, que sus mismos ajusticiados.

No obstante, aquí os dejo el dibujillo. En realidad, no me convence, puesto que esa postura en concreto, de frente, pierde toda la fuerza, así que me tocará repetirlo y probar de otra manera, pero al menos, podréis “ponerle cara”.

Saludos

Anuncios