Hola!

Hoy os voy a dejar la descripción de otro Pnj, quizá el más importante pues se trata del Dios de todos los Dioses de Quiúnéi. Más adelante iré ampliando esta nueva colección de super-Pnjs.

Espero que os guste.

MORM

Hace 3000 años, los reyes del mundo humano se enfrentaron a los dioses. Morm encabezó el ejército celestial que derrotó a aquellos rebeldes y al final del conflicto fue nombrado Dios de todos los Dioses por derecho.
Ha ostentado el poder con benevolencia y sabiduría, alternando paz con algún que otro conflicto. El más peligroso fue la conspiración de Hö unos siglos atrás. Aunque Morm sabía que el Dios de la Muerte no podía haberlo hecho solo, y aunque sospechaba quien estaba realmente detrás de aquel intento de golpe de estado, no pudo probarlo realmente, así que decidió desterrarlo al mundo humano.
Pero el poder tiene su precio y él lo pago mucho tiempo atrás, cuando su amada Měinǚ murió durante la batalla con los humanos, dejándole a solas con su hijo neonato. No pudo hacerse cargo sin ayuda, y poco a poco fue resultando más fácil que los tutores y cuidadoras se hicieran cargo del pequeño.
Sin embargo, aun habiendo resuelto con éxito todos los conflictos que se le han planteado, Morm ha desaparecido, aunque sólo su hijo sabe la verdad. Para el resto de la corte, su regente ha emprendido un viaje espiritual del que pronto regresará.

Apariencia: El Dios de todos los Dioses es un ser imponente. Mide unos 3 m de altura y pesa 120 kg. Tiene el aspecto de un hombre maduro, de unos 50 años, fuerte como un oso y sus ojos de color azul celeste tienen una mirada penetrante y dura pero llena de vida y sabiduría.
Moreno, lleva el pelo largo hasta los tobillos en una cuidadísima trenza que acaba en un adorno metálico. En la cara una fina perilla adorna sus bellas facciones.
Suele vestir con kimonos de seda color oro, con infinidad de ribeteados en hilo de plata y adornos bordados por todo el traje.
No obstante, en ocasiones se presenta en su forma celestial, como un ser de luz que lleva una gran corona de platino. Sin embargo, esto sólo suele ocurrir en contadas ocasiones, como un consejo supremo y, también, cuando necesita dejar patente cuál es la posición de cada uno en la corte, ya que el resto, si bien tienen también una forma divina, su tamaño es más pequeño y su corona más discreta.

Personalidad: Morm es un Dios amable, bueno y justo, pero al mismo tiempo severo e implacable si la situación lo requiere. Cae bien y tiene un trato cercano con todo el mundo en el plano espiritual.
Nació entre los Dioses y se ha criado entre ellos y aunque consiguió su posición a través de la guerra, no es un dios belicoso. De hecho, disfruta mucho más con una buena comida o una divertida conversación. Y por supuesto, disfruta visitando el plano físico adoptando cualquiera de sus formas, puesto que la vida allí es mucho más simple y tranquila.
Sin embargo, la pérdida de su esposa y el distanciamiento con su hijo le pesan en el alma. Ha intentado por todos los medios tratar de remediarlo y siente un profundo arrepentimiento.

Técnicas y Ritos: Se trata del máximo dirigente de los dioses, por lo que su poder en cuasi infinito. Es capaz de realizar cualquier técnica, hechizo o rito imaginable, siempre con el máximo nivel, lo cual significa, que ha obtenido el 5º nivel en técnicas, físicas y mágicas. No obstante, también puede obrar milagros, conceder deseos, cambiar la realidad, viajar entre planos de existencia, modificar las leyes físicas y un larguísimo etcétera.”

Anuncios