¡Hola!

En esta estupenda tarde de sábado, quiero compartir material nuevo acerca de uno de los seres mitológicos más populares de la cultura oriental. Como no, tampoco podían faltar en Quiúnéi y se trata, nada más y nada menos que de: ¡¡DRAGONES!!

Estos seres son mitológicos, es decir, salvo raras excepciones nadie ha tenido encuentros con ellos en miles de años, y a los que aseguran haberlos visto, generalmente se les toma por locos.

Según los escritos, se los describe como un ser con el tronco de una serpiente, las escamas de una carpa, la cola de una ballena, los cuernos de ciervo, la cara de un camello, las garras de un águila, las orejas de un toro, los pies de un tigre y los ojos de una langosta, además de tener una perla llameante bajo su mentón y aunque todos carecen de alas, siguen siendo capaces de volar.

Los dragones también han adquirido una gama casi ilimitada de poderes sobrenaturales. Se dice que son capaces de camuflarse como un gusano de seda o hacerse tan grande como el universo completo. Puede volar entre las nubes o esconderse en el agua. Puede formar nubes, transformarse en agua o fuego, volverse invisible o brillar en la oscuridad.

Una vez dicho esto, vamos a distinguir cuatro tipos de dragones:

– Dragones Celestiales que guardan la mansión de los dioses. Son los más poderosos con diferencia, capaces de derrotar a cualquiera de los otros dragones en cuestión de segundos. En la actualidad, aunque los humanos no lo saben, existen 4 dragones de esta estirpe, inmortales, de color dorado y con el poder de manipular y arrojar fuego. Incluso pueden transformarse en una inmensa bola de fuego que arrasa cuanto esté en su camino. Sólo Morm y Si-yanue pueden montar a lomos de estos seres fantásticos.

Dragón Celestial dorado

(Fuente de la imagen:http://www.chinoartelengua.com)

– Dragones Espirituales que gobiernan el viento y la lluvia pero también pueden causar inundaciones. Son de color azul cielo o blanco y se cuenta que habitan en lo alto de las más altas montañas provocando tormentas, aludes y toda clase de fenómenos. Sin embargo, esto no es cierto, puesto que estos seres aman la paz y la tranquilidad y son bondadosos por naturaleza. Aun así, pueden controlar el viento y transformarse en él, en todo aquello que quieran: brisa, huracanes, nubes, etc.

Dragón Espiritual azul

(Fuente de la imagen: http://www.chinoartelengua.com)

Dragones Terrenales que limpian los ríos y profundizan en los océanos, cuidan los bosques y las praderas. En definitiva, estos dragones cuidan del mundo tal y como se conoce. Su aspecto es de color verde o terroso y su control sobre la tierra, el agua y la naturaleza en general, es total.

Dragón de tierra marrón

(Fuente de la imagen: http://www.taringa.net/posts/info/9818428/Dragones-Megapost.html)

Dragones que guardan tesoros y protegen a los metales preciosos y las piedras. Suelen tener un color oscuro, casi negro, y habitan en lo más profundo de la tierra. Su única ambición es la de obtener y custodiar tremendos tesoros metálicos, para luego obtener energía de cada pieza. No suelen alejarse mucho de su guarida, salvo raras excepciones y arrebatarles un solo objeto, por pequeño que sea, es imposible. Poseen un control absoluto sobre los metales y las piedras.

Dragón negro

(Fuente de la imagen: http://www.taringa.net/posts/info/9818428/Dragones-Megapost.html)

Encuentro con los Pjs: Los encuentros fortuitos son imposibles. Estos seres sólo pueden ser vistos por quien ellos quieren y con algún propósito específico. Pueden aparecer para transmitir un mensaje, para ayudar a los Pjs o para influir en la historia de la forma que sea. En cualquier caso, luchar con ellos es absurdo, independientemente del nivel de nuestros protagonistas, puesto que no están a su alcance. Ni siquiera los dioses tendrían la oportunidad de vencerlos.

Por último, antes de mostraros las características de un dragón cuantificadas según una ficha, debo introducir una nueva regla aplicable sólo a aquellos Pjs y Pnjs cuya característica bajo la que hacemos una tirada de dados con 1D20, sea igual o superior a 20. En estos casos excepcionales (Dioses, semidioses, dragones, criaturas…), podemos asumir que no pueden pifiar, es decir, aunque el resultado de la tirada sea un 20, no pueden fallar, y siempre contarán con un daño/efecto inicial igual a su excedente de puntos. Pero mejor pongamos un par de ejemplos en los que un Pnj con una puntuación de ataque de 25 realiza una maniobra contra su oponente, así que inicialmente, el ya cuenta con 5 puntos de daño antes de hacer la tirada (25 – 20=5).

Ejm. 1: Lanza el dado de 20 caras y obtiene un 16. En ese caso, la efectividad final es de 9 (25 – 16 =9).

Ejm. 2: Lanza el dado y obtiene un 20. En este caso, la efectividad sigue siendo de 5 (25 – 20 =5). Aunque ese resultado para cualquier otro caso sería considerado pifia, en esta ocasión es imposible, puesto que nuestro Pnj ya cuenta con un mínimo de 5 puntos de efectividad en su maniobra.

En cualquier caso, si lo necesitas, contacta conmigo y resolveré cualquier duda que tengas.

¡¡Saludos!!

Dragones

Anuncios