¡Wenas!

Aquí traigo calentita la segunda parte de las nuevas profesiones no humanas que puedes escoger para tus Pjs. Para este caso nos enfocaremos en los Qín-Shou, los Pjs de apariencia animal pero con mente totalmente humana y racional.

Para estos casos tenemos 3 ocupaciones, no obstante, no son restrictivas, es decir, podemos adaptarlas a otros Pjs humanos o licántropos.

Emisario de los dioses: Muchas veces, los dioses necesitan comunicarse con los humanos debido a sus movimientos e intrigas. Sin embargo hacerlo personalmente puede ser demasiado peligroso, por lo que se valen de sus hijos terrenales, los Qín-Shou, para transmitir sus deseos. Sus competencias asociadas son: Alerta, Atletismo, Buscar, Empatía, Impresión, Rastrear y Sentir.

Guardián: La mayoría de los templos dedicados a estos mágicos animales, tienen ejemplares de los mismos entre sus muros. Algunos de ellos, no todos, son Qín-shou, cuyo cometido es el de proteger el templo y los secretos que encierra de posibles invasores. Sus competencias asociadas son: Alerta, Atletismo, Impresión, Leyenda, Rastrear, Sentir y Sigilo.

Protector: Algunos grandes sacerdotes o nobles de la corte, han conseguido los servicios de una de estas magníficas criaturas como protectores, bien de sus tesoros o de su persona. Debido a su apariencia, a los ojos del mundo son como mascotas, pero en realidad, su trabajo consiste en mantener alejados a los indeseables a cualquier precio. Sus competencias asociadas son: Alerta, Atletismo, Calibrar Fuerza, Impresión, Rastrear, Sentir.

¡Que vaya bien!

Anuncios