¡Hola!

Hasta ahora te he ido mostrando muchas criaturas de las que habitan en todo Quiúnéi. Algunas buenas y otras no tanto, pero aún no hemos hablado de la más común de todas, y esos son los fantasmas.

Los fantasmas son una gran riqueza mitológica en la cultura de Quiúnéi. Existen varios tipos de fantasmas cada uno con habilidades y poderes particulares, algunos buenos otros malos, en definitiva se podría decir que hay un fantasma para cada ocasión. Dentro de la gran variedad que hay vamos a destacar a los yūrei, espíritus apartados de una pacífica existencia tras la muerte debido a algo que les ocurrió en vida, falta de una ceremonia funeraria adecuada, o por suicidarse de forma injustificada (no por seppuku).

Usualmente aparecen por la noche para asustar y atormentar sobre todo a aquellos que les ofendieron en vida, pero nunca causan daño físico. También puede aparecer para castigar a sus descendientes o parientes cuando no se han llevado a cabo los correspondientes ritos funerarios. No obstante, pueden ser repelidos mediante ofudas, escrituras en lengua rúnica sobre un trozo de pergamino. Generalmente no son peligrosos pero necesitarán de la ayuda de los mortales para poder descansar en paz y esta búsqueda puede resultar más que molesta.

Tradicionalmente están vestidos con una mortaja, un kimono funerario, blanco y abrochado al revés. Cada yūrei tiene su propio nombre y su historia triste. Normalmente están acompañados por dos fuegos fatuos de colores azul, verde o púrpura. Estas llamas fantasmales son partes separadas del fantasma más que espíritus independientes y también suelen tener un trozo triangular de papel o tela en su frente

Por otro lado, cuando los yurei sólo buscan la venganza, se convierten en los llamados goryō, que tradicionalmente maldicen a una persona o un lugar como un acto de revancha por algo que se les hizo en vida. No pararán hasta vengarse de su objetivo y para ello usarán cualquier cosa o técnica a su alcance.

Encuentro con los Pjs: En cualquier caso, estos Pnjs pueden interactuar con los Pjs de mil formas, desde simples espíritus que molestan a fuentes de información. Pueden ser encontrados por casualidad o invocados mediante un ritual. En definitiva ofrecen innumerables posibilidades para la historia, pero nunca podrían matarlos, ya están muertos.

¡Saludos!

Anuncios