¡¡¡Hola!!!
Un año más han pasado las LES y como siempre se superan. Al menos para mí, son una de las jornadas más importantes de España (si no la más…).

Los camisetas naranjas hacen un esfuerzo y un trabajo increíble, que no está pagado, para que todos disfrutemos de un magnífico fin de semana rodeados de amigos y jugando a lo que más nos gusta.

Únicamente ha habido una nota negativa. Alguien decidió que la Asociación Ayudar Jugando también debía ayudarle a él/ella “regalándole” unos juegos de los que la gente vende para luego donar una parte a quien AYUDA A LOS NIÑOS. Personalmente, no sólo me parece un acto de lo más ruin, sino que es patético. Todo por ahorrarte cuanto, ¿10€? ¿20€? ¿Really?

En fin, quitando eso las jornadas han sido estupendas. El primer día ya denotaba que iba a haber mucha más gente que otros años, como así ha sido.

image

image

image

Tras el registro rutinario en el que a mi preciosa novia le dieron el 134 (llegó 5 minutos antes) y a mí me dieron el n° 174 (años anteriores me dieron el 34 a la misma hora), pregunté por mi mesa y ya la tenía completa, así que manos a la obra…

image

Jugamos una aventura llamada “Sigilo”… El nombre es pura ironía porque acabaron metiéndose en la boca del lobo mientras que un Rén-Shou enorme transformado destrozaba guardias y les provocaba a base de gritos… Y eso que dije “con discreción”… jajajaja… Tras la partida sortee una camiseta y el detalle pareció gustar.

image

Al día siguiente, la cosa pintaba mejor y con más gente aún:

image

La mesa se llenó rápidamente e incluso tuve un jugador extra, pero no importa, ¡más diversión!

Jugaron bien una nueva aventura: “La Niebla”, en la que hice un pequeño experimento con los alineamientos y los recuerdos de los Pjs. Al final, la chica del grupo ejecutó su inconsciente en la cara del malo, no quedó mucho de él… Tras la partida, en esta ocasión regalé un ejemplar de KIS y lo firmamos todos en la mesa.

image

Ya por la tarde, el tema se desbordaba. Había tanta gente que las mesas estaban pegadas a la pared. Mi mesa se llenó muy rápido así que empezamos a jugar en cuanto llegó la hora.

Los jugadores volvieron a vivir “La Niebla”, y esta vez se perfilaron mejor sus efectos. Aunque tuvieron acciones más sigilosas y gracias a los dados en ocasiones, salieron de allí tras derrotar y luego invocar el espíritu de Háoqi Kao para sacarle toda la información que pudieron.

Despues de la partida, cayò una nueva camiseta y todos felices, jajajajja

image

Llegó el domingo y seguía viniendo gente. Aquí tienes a mi amigo Ito reponiendo fuerzas antes del arreón final.

image

Pero ya no dirigí partidas, sino que jugué a “Campeones de Verne“, el nuevo proyecto de Carlos Plaza. La ambientación steampunk es buenísima y el sistema muy sencillito, así esperaremos que salga con impaciencia.

Por último, por la tarde hubo los sorteos habituales en los que no sacamos nada jajajajaja… Bueno, salvo lo que compramos cada uno, en mi caso un Vampiro La Mascarada en inglés por 10€ en el mercadillo solidario y un bonito D12 para mis partidas de Space Pirates.

Pero lo más impactante para mí fue que tres personas: Yvon, Luca y Anabel compraran KIS en el stand de Sombra y me pidieran que se lo firmara allí mismo, lo cual hice con todo el cariño y agradecimiento del mundo. Y encima me hizo sentirme como un famoso jajajajaja

¡Muchísimas, muchísimas gracias chicos y chica! De verdad…
En conclusión, las Ludo Ergo Sum 2014 han sido unas magníficas jornadas en las que hemos jugado, nos hemos divertido y sobre todo mantenemos viva esta afición con el aliciente de ayudar a los niños necesitados y menos afortunados que nosotros.
¡¡¡Mil gracias Camisetas Naranjas!!!

Anuncios