Inicio

Los demonios de Quiúnéi

Deja un comentario

¡Buenas noches!

Acabo de terminar los arquetipos de los demonios en Quiúnéi y no puedo esperar a mañana para compartirlos contigo.

Existen numerosos demonios en Quiúnéi, tanto en el plano Físico como en el Plano espiritual, aunque en este último están encerrados en los infiernos y bajo una estrecha vigilancia, por regla general.

No tienen que ser necesariamente criaturas hostiles, de hecho son muy capaces de ayudar a los vivos, aunque es muy probable que sólo lo hagan si la acción les conviene o ven en ello un beneficio mayor. Por supuesto, existe una jerarquía y una división de tareas en los infiernos, e incluso, los más poderosos demonios pueden competir con los Dioses Supremos.

Aquí vamos a definir algunos, de manera que los Pjs puedan interactuar con ellos cuando sea requerido en la historia y en la ficha de ejemplo detallaremos un demonio de cada clase con un poder “medio”, de manera que cada Dj tenga una referencia a la hora de definir el Pnj que mejor convenga a la historia.

Oni: son gigantescas criaturas de afiladas garras, sobre los 2 m. Tienen un pelo largo y revuelto y uno o dos largos cuernos surgiendo de sus cabezas. La mayoría de las veces poseen forma humanoide, aunque en ocasiones surgen individuos con características antinaturales, por ejemplo, con un gran número de ojos o dedos extra. Su cuerpo esta musculado en exceso y su piel, cubierta de un espeso vello negro en brazos y piernas, puede ser de un variado rango de colores: rojo, azul, negro, rosa o verde. Su fiera apariencia se ve incrementada por las pieles de tigre que tienen tendencia a vestir y los garrotes de hierro o kanabo que suelen llevar y que manejan con asombrosa facilidad.

Habitan en zonas boscosas y amplias, es decir, no es posible ver a dos juntos en el mismo lugar. Además, son enormemente territoriales, sobre todo con los de su propia clase. Tienen sus guaridas en cuevas o cabañas perfectamente escondidas y camufladas entre la vegetación, lo que hace que no sean vistos si ellos no lo quieren así.

En esencia son seres salvajes y feroces, pero en algunos cuentos también ayudan a las buenas personas. Y es que pese a su aspecto y comportamiento inicial, poseen una inteligencia de nivel humano.

  • Encuentro: Debido a su carácter territorial y belicoso, el primer encuentro con un Oni será mediante el combate. No obstante es posible dialogar con ellos y resolver la situación mediante la conversación. Sin embargo, los Pjs deben tener cuidado, porque les encanta pelear y si no creen que obtendrán algo a cambio o la situación no les aporta nada que les convenza, se lanzarán al ataque con toda su fuerza. Si al final se produce la pelea, los Oni pueden ser matados, sin embargo, su cuerpo se deshará y desaparecerá, formando parte del bosque en el que vive. Más tarde, cuando su espíritu esté preparado, regresará de los infiernos para habitar en este mundo de nuevo.

Shicome: Se puede decir que son las furias de Quiúnéi, aunque su número real es indeterminado y tienen su morada en el infierno. Algunos dioses se han servido de ellas para buscar algo o a alguien, ya que no cesarán en su empeño y su papel es el de castigar a aquellos cuyos actos sean deplorables. También son las encargadas de torturas a todos aquellos desgraciados que llegan a los infiernos.

Sin embargo, tienen la capacidad de transformarse en mujeres con el aspecto que más les interese, tanto jóvenes, como ancianas, bellas o feas, etc. Este poder es el que más utilizan para acercarse a su objetivo sin levantar sospechas, de manera que puedan atraparlo rápidamente.

Su verdadero aspecto es monstruoso. Pese a tener forma humanoide, son seres extremada-mente delgadas, casi piel sobre los mismos huesos. Además poseen enormes dientes afilados, garras y lo más destacable: dos alas de cuervo despeluchadas a las que le faltan plumas.

  • Encuentro con los Pjs: Es muy difícil que salgan de los infiernos si no hay una buena razón para ello. Aunque deben lealtad a sus dioses gobernantes, ni siquiera estos pueden obligarlas a salir de sus dominios y a cumplir sus órdenes sin un motivo noble. Esto hace que los encuentros son difíciles, pero si se produce alguno, los Pjs deberían echarse a temblar, porque eso significaría que alguien cercano merece un castigo terrible.

Existen innumerables individuos y tienen una división jerárquica basada en el poder de cada uno, es decir, si alguien tiene más poder que otro y puede matarlo, su estatus es mayor. Lo cual implica que dentro de los infiernos, las intrigas, el asesinato, las traiciones, etcétera, son simplemente la forma de vida.Shura: Los shura o espíritus enfurecidos habitan en el infierno y son los encargados de castigar a los seres del plano físico que llegan a sus dominios tras el juicio final. Podemos decir que son los demonios más parecidos al estereotipo occidental.

Su aspecto es el de los guerreros humanos, pero con malformaciones y cuerpos mutados en formas horribles, y sus gritos son como el trueno. Los shura son reencarnaciones de guerreros muertos en combate cuyo honor no ha sido satisfecho y que quedan a merced de su violencia y su sed de sangre para toda la eternidad.  Por ello, no podemos describir su aspecto de forma precisa, puesto que hay tantos tipos como individuos, y no hay dos iguales.

No obstante, podemos hacer una división según su poder en 6 clases de Shuras:

  • Suragu: Son el nivel más bajo, poco más que la escoria y tratados como tal. En una batalla, tanto daría ponerlos en primera línea como carne de cañón, o sacrificarlos como ganado para dar de comer al resto. En comparación, son los que menos mutaciones han sufrido y están más cerca de la vida humana que el resto, ya que la han abandonado hace poco. Son el primer escalón en el que se convierte un alma humana tras recibir su castigo y no conseguir reencarnarse.
  • Lièquǎn: Se trata de una pequeña evolución de los anteriores, una especie de sargentos o de patrones. Los demonios llegan a este estado mediante la experiencia y el sufrimiento, lo que les convierte en verdaderos psicópatas. Conservan piezas de armaduras y trofeos de batallas, desde un collar de ojos hasta cabezas colgadas del cinto. Disfrutan infringiendo dolor y estar en compañía de la muerte. Lo peor que puede pasarle a todo aquél que esté por debajo de ella es que un Lièquǎn esté enfadado o simplemente aburrido, porque sin duda lo pagará con otros y tienen mucha imaginación.
  • Jìsuàn: Son los capitanes de los ejércitos del infierno. Gozan de un cierto estatus y no suelen mezclarse con los que están por debajo. Pese a sus enormes facultades y sus desarrollados poderes, todavía conservan algunos rasgos humanos. Además, algunos pueden “mejorar” su aspecto a voluntad, lo cual es muy útil cuando se trata de tratar con el Plano físico. Generalmente tienen armaduras completas y su porte es imponente. Su razonamiento y comportamiento son más parecido al de los vivos, pero cuidado, si han alcanzado ese nivel es porque pueden ser peores que los Lièquǎn, mucho peores.
  • Yībān yāo: Son demonios muy poderosos, una especie de generales demoníacos con poderes similares a los semidioses, pero con una frialdad impenetrable. No se dejan llevar por sentimientos y todo lo hacen con un propósito. Pueden cambiar su aspecto a voluntad y tienen una gran sabiduría acerca del Quiúnéi, por aquello de tener bien vigilado al enemigo, pero en realidad, se trata del último escalón para aquellos que proceden del Plano Físico. En el infierno, su poder y posición es indiscutible, tienen voz y voto en consejos formados por los demonios más poderosos.
  • Daimaō: Se puede decir que son la nobleza de los demonios. Nacieron y crecieron en el Infierno, fruto de la unión entre dos demonios, no necesariamente Daimaō. Esto se debe a que su sangre es más pura y sus poderes crecen más rápidamente que los del resto, por lo que son capaces de eliminar a la competencia con asombrosa facilidad. Al no tener origen terrenal no tienen nada de humano y su aspecto puede ser de lo más horrible y aunque son perfectamente capaces de cambiarlo a voluntad, no sienten la necesidad de hacerlo y mucho menos como deferencia a un ser inferior, ya sea demonio o no. Por otro lado, a este nivel los demonios se dedican más a las intrigas que a la guerra. Su vida es muy parecida a la de los Dioses, politiqueo, engaños, reuniones de consejo, espías… Y a todo esto podemos añadirle todas las depravaciones imaginables.
  • Mówáng: Son el más alto rango de los demonios, sus reyes, sus amos. Todos, incluidos los Daimaō están a su servicio. Su poder es inmenso, una auténtica evolución desde el nivel anterior. De hecho, así ocurre. Al igual que los Dioses Supremos, quienes son los únicos con los que tratan de igual a igual, acceden a ese estatus heredando el puesto o por nombramiento y en ese mismo instante se produce un acontecimiento tan terrible como bello en el que todo su cuerpo y su esencia cambian hacia lo inimaginable. Ellos eligen su aspecto y como son vistos por los demás. Su sabiduría y conocimientos son increíbles, puesto que poseen las mayores redes de espionaje del Infierno, incluyendo incluso a los de los mismos Daimaō. Se pueden comparar a los mismos Dioses Supremos y tienen un papel semejante en Quiúnéi, sólo que gestionando los aspectos más negativos y ocultos de la naturaleza.


Encuentro con los Pjs: Existen muchas causas por las que los Pjs pueden encontrarse con un demonio: ritos de invocación, apariciones, ataques. Cómo se resuelvan estos encuentros dependerá de la historia, las circunstancias y el demonio, es decir, cuanto más poderoso sea, más opciones de diálogo existen, pero también es muchísimo más peligroso. No obstante, podemos intentar conseguir información, hacer tratos con ellos, etc.

¡Saludos!

Oni shicome Suragu Jisuan Liequan Yiban_yao daimao Mowang

Anuncios

Kasha

Deja un comentario

¡Hola!

En esta noche de verano, voy a compartir contigo un nuevo ser del mundo de Quiúnei que te puede ayudar al desarrollo de una aventura.

Los kasha sonuna especie de vampiros que roban los cadáveres para beber su sangre o devorar su carne. Sin embargo, cuando un Kasha está muy hambriento puede atacar perfectamente a los vivos.

A simple vista parecen Rén-shous, puesto que su apariencia es la de un hombre gato, pero de aspecto más grotesco. Además, su tamaño está como a medio camino entre un hombre y una mascota, pero esto no debe confundir a nadie, pues poseen una gran fuerza y rapidez.

No tienen un ambiente o lugar específico en el que vivir, pero siempre se moverán cerca de cementerios o de campos de batalla en el que ha habido muertos recientemente.

Encuentro con los Pjs: Los Pjs pueden interactuar con estos seres por infinidad de motivos, según se desarrolle la historia. Sin embargo, la primera reacción de un kasha será huir asustado hacia las sombras, aunque puede ser que si su hambre es demasiado grande, intente algún tipo de emboscada. De cualquier forma, nunca atacará de frente, salvo que se vea acorralado.

Kasha

Kasha by Zack Davisson

Kappa

Deja un comentario

¡Hola de nuevo!

¡Cuanto tiempo! La verdad es que sí, pero es lo que tiene mudarse de piso, que conlleva un montón de trabajo extra y al final, hay que priorizar…

Bueno, hoy te traigo un nuevo ser que forma parte del bestiario y el folclore de Quiúnéi, aunque toda una raza de Rén-shous descienden directamente de él, o ella, el sexo no está muy claro.

Se trata de Kappa y como hemos dicho antes, los Rén-Shou tortuga recibieron su nombre de este ser mitológico. Kappa es una tortuga gigante de origen prehistórico que habita en el mar desde hace eones, o al menos eso cuentan las leyendas. Según éstas, fue la primera tortuga que habitó el mundo, creada por los dioses como mascota, pero cuando comenzó a crecer de manera desmesurada, la arrojaron al mar para que tuviera espacio suficiente y entregaron su custodia a los dioses menores del Mar.

Se cuenta que mide 60m de largo por 40 de ancho, sólo en su caparazón, y que puede partir un junco mercante por la mitad de un solo mordisco con su poderoso pico. Ya no se ve la coraza de su espalda debido a la gran cantidad de corales que ha ido acumulando a lo largo de los siglos. Incluso hay  quien asegura que puede parecer un pequeño islote en mitad del mar si se mantiene quieta.

Vive en algún lugar recóndito, una isla desconocida o tal vez en la misma Niebla, y sólo aparece de vez en cuando para satisfacer su hambre o por encargo de sus amos para alguna tarea en especial. No es en esencia malvado, tan sólo un animal enorme.

Encuentro: Sólo hay una cosa que los Pjs puedan hacer si su camino se cruza con el de Kappa: rezar, porque salvo para un semidiós, el poder destructivo de este ser mitológico está fuera de su alcance.

Kappa

Fantasmas de Quiúnéi

Deja un comentario

¡Hola!

Hasta ahora te he ido mostrando muchas criaturas de las que habitan en todo Quiúnéi. Algunas buenas y otras no tanto, pero aún no hemos hablado de la más común de todas, y esos son los fantasmas.

Los fantasmas son una gran riqueza mitológica en la cultura de Quiúnéi. Existen varios tipos de fantasmas cada uno con habilidades y poderes particulares, algunos buenos otros malos, en definitiva se podría decir que hay un fantasma para cada ocasión. Dentro de la gran variedad que hay vamos a destacar a los yūrei, espíritus apartados de una pacífica existencia tras la muerte debido a algo que les ocurrió en vida, falta de una ceremonia funeraria adecuada, o por suicidarse de forma injustificada (no por seppuku).

Usualmente aparecen por la noche para asustar y atormentar sobre todo a aquellos que les ofendieron en vida, pero nunca causan daño físico. También puede aparecer para castigar a sus descendientes o parientes cuando no se han llevado a cabo los correspondientes ritos funerarios. No obstante, pueden ser repelidos mediante ofudas, escrituras en lengua rúnica sobre un trozo de pergamino. Generalmente no son peligrosos pero necesitarán de la ayuda de los mortales para poder descansar en paz y esta búsqueda puede resultar más que molesta.

Tradicionalmente están vestidos con una mortaja, un kimono funerario, blanco y abrochado al revés. Cada yūrei tiene su propio nombre y su historia triste. Normalmente están acompañados por dos fuegos fatuos de colores azul, verde o púrpura. Estas llamas fantasmales son partes separadas del fantasma más que espíritus independientes y también suelen tener un trozo triangular de papel o tela en su frente

Por otro lado, cuando los yurei sólo buscan la venganza, se convierten en los llamados goryō, que tradicionalmente maldicen a una persona o un lugar como un acto de revancha por algo que se les hizo en vida. No pararán hasta vengarse de su objetivo y para ello usarán cualquier cosa o técnica a su alcance.

Encuentro con los Pjs: En cualquier caso, estos Pnjs pueden interactuar con los Pjs de mil formas, desde simples espíritus que molestan a fuentes de información. Pueden ser encontrados por casualidad o invocados mediante un ritual. En definitiva ofrecen innumerables posibilidades para la historia, pero nunca podrían matarlos, ya están muertos.

¡Saludos!

Kamaitaichi

1 comentario

¡¡Wenas!!

Esta tarde te traigo uno de los seres más curiosos de todo Quiúnéi, uno de esos que a primera vista parece muy poca cosa, pero que pienso que te dará mucho juego en algunas situaciones.

Los Kamaitachi tienen aspecto de comadreja y una velocidad extraordinaria. Son esencialmente malvados y se dedican a matar o herir con su hoz a aquellos que se adentran en su territorio. Se cuenta que son tan rápidos, que si te encuentras con uno de ellos, no te darás cuenta de cuando te ha matado.

Siempre va armado con una hoz o con garras de forma curva y se la representa montada sobre un torbellino. Sin embargo, esto no es del todo cierto. La realidad es que mueve tan rápido sus patas que parecen borrosas a la vista, de ahí el pequeño tornado.

Odian a los humanos por encima de todo, debido a su afán de construcción y destrucción de la naturaleza. Sin embargo, respetarán al resto de seres vivos hasta el final. Esto hace que continuamente se equivoquen en cuanto a los Rén-Shou, ya que su aspecto humano antes de la trasformación puede confundirles. Por ello, los Kamaitaichi poseen una poderosa poción capaz de curar las heridas más profundas en cuestión de segundos, aunque nunca llevan encima más allá de 2 dosis, para que nadie pueda robarles su secreto.

Encuentro con los Pjs: Estas criaturas atacan por emboscada y si pueden, usarán su tremenda velocidad para que su víctima ni siquiera los vea. A veces actúan en tríos, en los que el primero de ellos hiere a su víctima y el segundo la remata atacando desde otro ángulo. El tercero es quien porta la medicina sanadora y se quedará a una distancia prudencial.

¡Que vaya bien!

Kamaitachi

Jorōgumo

1 comentario

¡Wenas!

Aquí te muestro un nuevo y extraño ser que habita en Quiúnéi, con el que probablemente hayas interactuado y no lo sepas.

Según las historias se trata de una araña que puede cambiar de apariencia en la forma de una mujer muy seductora, más conocida como Jorōgumo. No son hostiles necesariamente. De hecho, son capaces de tener vidas normales en pareja, incluso engendrar hijos con hombres humanos.

Comúnmente se las confunde con hembras Kumo, pero conservan algunas diferencias, por ejemplo las Jorōgumo carecen de la capa de fino vello que poseen las Kumo y cuando se transforman no lo hacen por completo, sino que conservan partes de su cuerpo humano, generalmente la cabeza, aunque a veces también el tronco o los brazos.

Además, las Jorōgumo suelen tener arañas como animales domésticos, y por lo general en números elevados. Además, pueden tejer sus propias telas de araña y se cuenta que pueden lanzar fuego por la boca o comunicarse telepáticamente.

Encuentro con los Pjs: Los Pjs pueden cruzarse infinidad de veces con una Jorōgumo y no darse cuenta, salvo que la estén buscando específicamente o ella les ataque por algún motivo. Los encuentros fortuitos, aunque no son imposibles, son difíciles de producirse, puesto que la apariencia y su forma de actuar serán normales. No obstante, si se ve obligada a pelear, la Jorōgumo lo hará con toda su furia.

¡Saludos!

Jorogumo

jorogumo

Espíritu de la naturaleza

2 comentarios

¡Hola de nuevo!

Ha llegado el momento de hablarte de una criatura muy poderosa y que es relativamente fácil que los Pjs puedan encontrar en sus aventuras.

Los Espíritus de la naturaleza son seres compuestos íntegramente por el elemento al que representan, de cual tienen un control total. Sólo aparecen cuando son invocados por alguien que necesite de sus servicios y están muy bien preparados para el combate. Hay de seis tipos: agua, fuego, tierra, aire, metálicos y orgánicos (compuestos de hojas y ramas, o de animales vivos, etc.). Tienen un control total sobre su elemento, pudiendo hacer todo lo que al Dj se le pueda ocurrir y esto queda reflejado en su ficha como “Control de…”.

En esencia son lo mismo que un gólem (Mira la última revisión de los ritos mágicos aquí), sin embargo estos espíritus son seres independientes, es decir, sus características no dependen de la persona que los invoca, como ocurre en los elementales, sino que son fijas. No obstante, son extremadamente poderosos y luchar contra ellos, generalmente, es una locura.

Encuentro con los Pjs: Tal y como hemos comentado, la mayor parte de los encuentros se produce mediante un rito de invocación. Salvo que los Pjs reciban la visita de un elemental previamente invocado por otra persona. Luchar con ellos es perfectamente posible, pero no así matarlos. Cuando su “Vitalidad” acaba, el elemental debe retirarse a descansar y a nutrirse de su elemento, pero no morirá, podrá regresar al plano físico al cabo de un tiempo siempre y cuando sea invocado de nuevo.

¡Saludos!

Espíritu_naturaleza

Elementales de Jason Engle

Older Entries